9 de diciembre de 2008

Cascada de Versos


"Coge todo el aire que puedas.
Cierra los ojos.
Deja que el agua se eleve sobre tu pecho

sobre tu cuello
sobre tus párpados transparentes.


¿Escuchas el clamor del silencio?

Siente, tan sólo siente como se deslizan corrientes de seda entre tus dedos

como acarician tu rostro,
como besan tus labios desnudos bajo el velo.


¿Viste alejarse la mariposa triste?
Hunde el tarro de cristal
en el océano de las lágrimas felices.


Escucha la música de tu corazón nuevo.
Latido a latido marchitaron las rosas
que adornaban las avenidas del Infierno.


Ahora eres Rey de tu castillo de arena,
Sol, vainilla y viento:
tenías razón cuando decías
que la libertad era eso.

Apaga las velas que dan luz a lo evidente,
acostumbra tus ojos a ver como ve el ciego:

“Ahora te ilumina el estigma de la belleza transparente.”

Nada hasta la superficie,
huele el aire con sabor a sal.
Deja que el agua juegue con tu pelo,

con tus labios púrpura,
con tu alma de cristal…

y empieza de nuevo…."

1 comentario:

Émera dijo...

Muy bonita!! ¿Un poco melancólica?

Quizá necesite que me aclares un par de versos...

Aunque ya se sabe que a veces las interpretaciones dependen de cada uno...

Un beso!!